BUSCAR

El tesoro más grande... tu madre

27/04/2018 09:28 |
HotelesTurismo
El tesoro más grande... tu madre

Situado en el corazón de Rioja Alavesa, el Sercotel Villa de Laguardia acoge el Wine Oil Spa, un templo del cuidado y la belleza. Conocido por sus tratamientos innovadores, el exclusivo spa es experto en recopilar los beneficios de la riqueza de su tierra. Productos como la uva, el vino, el aceite de oliva o las hierbas aromáticas son algunos de los protagonistas.

El conocimiento de las técnicas ancestrales recopiladas de generación en generación hace que sus propuestas tengan las claves para enriquecer la piel con nutrientes y minerales. Esta vez, el centro desarrolla una experiencia única, pensada en especial para el Día de la Madre: una exfoliación corporal de aceite de oliva Arróniz, emulsionado con hollejo de uva, pepita y uva natural y un tratamiento facial a la uva con efecto rejuvenecedor y antioxidante. Su objetivo es la hidratación e iluminación de la piel de cara al verano, además de recuperar su frescura y vitalidad. La duración total es de 50 minutos, con un precio especial de 70 euros por persona. Ese día, se ofrecerá una copa de cava Freixenet en la recepción del establecimiento. Además, los seguidores podrán participar en las redes sociales con el hashtag #WeLoveMom.

Esta experiencia natural está enfocada en conseguir la liberación del estrés diario. Es una opción ideal para combinar con el resto de la amplia y diversificada oferta del spa, entre la que se encuentra un circuito termal con vistas al exterior y sistema de cromoterapia nocturno, sauna finlandesa, baño turco, fuente de hielo, etc. El cuidado a través de todos los sentidos es necesario para lograr el perfecto equilibrio, siendo éste el objetivo del Wine Oil Spa del Sercotel Villa de Laguardia.

Y para culminar el viaje, cabe destacar la excelente gastronomía del establecimiento. Un hotel que rinde tributo a los productos autóctonos, con las mejores propuestas en gastronomía vasco-riojana elaboradas con productos de primera calidad. Entre los platos, que culminan con un toque vanguardista, se pueden destacar el Carpaccio de buey Wagyu con láminas de parmesano, setas y trufa al aroma de mango, Chuletillas de corderito lechal a la brasa con pimientos asados, Kokotxas de merluza, Bacalao a la Riojana o Yemas de huevo de caserío con fina capa de mozzarella, jamón ibérico y setas.

Etiquetas: hoteles | destinos | tratamiendos | spa | Sercotel Villa Laguardia |

NOTICIAS RELACIONADAS