BUSCAR

Descubre la ruta del azulejo de Oporto desde el Hotel Carrís Porto Ribeira

15/03/2017 17:57 |
TurismoHosteleríaHoteles
Descubre la ruta del azulejo de Oporto desde el Hotel Carrís Porto Ribeira

Gracias a su estratégica ubicación, en el corazón de la Ribeira, el Hotel Carrís Porto Ribeira constituye la opción ideal para conocer esta curiosa ruta por la localidad

Oporto, recientemente reconocido como el mejor destino europeo, es una de las ciudades más bellas del vecino Portugal. Uno de sus elementos arquitectónicos más tradicionales son los azulejos azules que adornan multitud de fachadas de la localidad; la Ruta del Azulejo permite conocer gran parte de su riqueza patrimonial a través de un recorrido por estas obras de arte en miniatura. El Hotel Carrís Porto Ribeira constituye la opción ideal para disfrutar de esta ruta gracias a su excelente ubicación, al lado del río Duero, que se contempla desde alguna de sus habitaciones.

La también denominada ‘Ciudad de los Puentes’ ha sido recientemente reconocida como el mejor destino europeo. Es una de las capitales más antiguas de Europa, declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO, además de la segunda ciudad más importante de Portugal. Su excelsa red de bodegas, su rica gastronomía y su patrimonio monumental y cultural, la convierten en uno de los destinos más visitados en el país luso. Pero si hay algo que caracterice de una manera especial a Oporto son los tradicionales azulejos azules que adornan multitud de edificios de la localidad.

Conocer la riqueza arquitectónica de Oporto a través de estos mosaicos, que constituyen verdaderas obras de arte en pequeño tamaño, es posible gracias a la Ruta del Azulejo; un recorrido por algunos de los edificios más representativos de estas manifestaciones artísticas.

La visita se puede comenzar por la Capilla de Almas. Construida en el s.XVII y recubierta, en 1929, por azulejos azules que adornan su exterior y representan algunas escenas de la vida de San Francisco de Asís y Santa Catalina. También cuentan con estos hermosos mosaicos la iglesia de Santo Ildefonso, cuya fachada, obra de Jorge Colaço muestra escenas de la vida del Santo y alegorías eucarísticas.
Igualmente es obra de Jorge Colaço el atrio de la Estación de São Bento, recubierto con 20.000 azulejos que exhiben escenas de la historia portuguesa y de la evolución de los transportes. Complementan esta ruta otros edificios religiosos como la catedral, construida en el s.XII y ampliada a lo largo de los años en varias reconstrucciones; la iglesia de Santa Clara, que constituye toda una joya del barroco; o la de Ordem Terceira de Nossa Senhora do Carmo, uno de los edificios más representativos del estilo rococó de la ciudad. Pero también otros elementos arquitectónicos como el panel Ribeira Negra, que, instalado en el túnel de Ribeira, representa la vida característica de la zona urbana ribereña.

La escapada se completa con la estancia en el Hotel Carrís Porto Ribeira, situado en una de las construcciones más históricas de Oporto. Su excelente ubicación, al lado del Duero, con vistas al famoso puente de Luis I, así como a algunas de las bodegas más representativas de la ciudad, y muy próxima al Palacio da Bolsa y al Centro de Congresos Alfandega, lo convierten en el enclave ideal para realizar la Ruta y, posteriormente, descansar en alguna de sus 90 habitaciones, muchas de ellas con espectaculares vistas al río Duero.

A lo largo de 2017, el hotel tiene previsto ampliar el número de habitaciones, hasta un total de 160, en un ambicioso proyecto de remodelación que incluye nuevas salas de congresos y aumentar la capacidad de su restaurante.

Además, el establecimiento se encuentra a tan solo cinco minutos a pie de la estación de tren y metro, y a 20 en coche desde el aeropuerto. La calidad, la excelencia, el confort y el trato exquisito a los clientes, son sus principales señas de identidad, además de una decoración moderna, interiorismo exclusivo e instalaciones inmejorables para que el cliente solo tenga que pensar en relajarse y disfrutar cómodamente de su viaje.

Cuenta también con un centro de negocios, parking concertado a pocos metros del alojamiento, un gimnasio en el que practicar deporte y liberar tensiones y dos restaurantes; el Forno Velho, que posee un ambiente elegante y acogedor con una decoración muy selecta, donde degustar platos de la cocina tradicional portuguesa con un toque de modernidad, y la Tapería A Capela, en la que la piedra y la madera confieren al lugar un ambiente rústico en el que probar suculentas tapas, acompañadas de los mejores vinos.

Hotel Carrís Porto Ribeira es el lugar perfecto para descubrir Oporto y conocer su patrimonio arquitectónico a través de esta ruta basada en estos mosaicos tan tradicionales y representativos de la ciudad que constituyen verdaderas obras de arte en miniatura.

Etiquetas:  |

NOTICIAS RELACIONADAS